Periodismo en la Web
Salud

La medicina 3D revoluciona las cirugías y la indican como un avance extraordinario

La tecnología 3D aplicada a la medicina se consolida como un avance extraordinario, permitiendo cirugías más precisas y menos invasivas. El Laboratorio de Biomodelos e Impresión 3D de la UNAJ y el Hospital El Cruce lideran este innovador enfoque que promete transformar el campo de la salud.

En la misma línea, Ignacio Marolla, referente del Laboratorio, destaca: “La medicina 3D es un gran avance, permitiendo personalizar procedimientos y optimizando la planificación de cirugías”.

En el Laboratorio de Biomodelos e Impresión 3D de la Universidad Nacional Arturo Jauretche (UNAJ), junto al Hospital El Cruce en Florencio Varela, se ha logrado un hito en el avance de la medicina. La implementación de la tecnología 3D ha revolucionado la planificación y ejecución de cirugías, marcando un extraordinario progreso en el campo de la salud.

En marzo pasado, este laboratorio inauguró sus instalaciones, equipadas con 4 impresoras 3D, un escáner 3D, y un horno para calentar el filamento. Estos recursos permiten la creación de guías quirúrgicas de material biocompatible, una herramienta clave para cirugías más eficaces y con menores tiempos de recuperación. Ignacio Marolla, referente del laboratorio, destaca: “Trabajamos en convenios con organizaciones públicas y privadas para ampliar nuestros proyectos de impresión 3D, buscando incluso la adquisición de impresoras metálicas para la producción de prótesis personalizadas”.

El Hospital de la Universidad Austral no se queda atrás, inaugurando el Instituto de Medicina 3D (IM3D). Marcos Galli Serra, coordinador del área, subraya: “Ofrecemos un servicio integral, revolucionando el diagnóstico y las opciones terapéuticas con un enfoque personalizado”. En este sentido, destaca la importancia de utilizar la tecnología 3D con responsabilidad, considerando la necesidad real en cada caso.

Desde la aplicación de la medicina 3D en cirugías de tumores óseos hasta la planificación detallada de intervenciones, la tecnología ha demostrado su utilidad en diversos campos médicos. “Es muy importante que tanto el paciente como la familia no solo autoricen el tratamiento, sino que lo entiendan y estén convencidos de llevarlo a cabo”, enfatiza Galli Serra.

El avance no se detiene en la planificación y ejecución de cirugías. La posibilidad de imprimir partes óseas a través de la tecnología 3D ha demostrado ser valiosa en el proceso de consulta. “El paciente puede verlo, tocarlo y hacerse una mejor idea de cómo será el procedimiento”, añade Galli Soler, destacando la importancia de la comprensión y aprobación del paciente y su familia en este proceso.

En definitiva, la medicina 3D emerge como un avance extraordinario en la planificación y ejecución de cirugías. Los laboratorios de la UNAJ y la Universidad Austral lideran este innovador camino, ofreciendo servicios integrales y personalizados que prometen transformar la calidad de vida de los pacientes. Con un enfoque responsable y una comprensión adecuada de la tecnología, se vislumbra un futuro prometedor donde la impresión 3D biológica pueda expandir aún más los límites de la medicina.

Related posts

Homenaje de la Legislatura porteña al Hospital Garrahan en su 35° aniversario

Periodismo en la Web

La Ciudad aplicará la dosis adicional de triple viral y polio para niños de 13 meses a 4 años

Periodismo en la Web

Fernán Quirós considera que el pase sanitario es una medida menos prioritaria

Periodismo en la Web