Periodismo en la Web
Interes General

El Gobierno de la Ciudad descartó las Taser y optó por nuevas armas no letales

Decidieron reemplazarlas por dispositivos Byrna para reforzar la seguridad

El secretario de Seguridad, Diego Kravetz, anunció que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires decidió no utilizar las pistolas Taser debido a su alto costo, optando en su lugar por armas no letales de la marca Byrna. “Antes de fin de año estaremos sacando 500 armas no letales a la calle”, aseguró Kravetz, resaltando la efectividad y el menor costo de las nuevas herramientas.

Diego Kravetz explicó que la decisión de descartar las pistolas Taser se basó principalmente en razones económicas. “La idea de no seguir comprando en cantidad taser se debe a que son importadas, son realmente muy caras y hoy, para equipar a nuestra Policía en este contexto económico, se hace complejo”, afirmó en declaraciones radiales. En su lugar, se optó por los dispositivos Byrna, que lanzan proyectiles de impacto o gas pimienta, siendo tan efectivos como las Taser pero más accesibles económicamente.

“Lo certero es que antes de fin de año estemos sacando 500 armas no letales nuevas a la calle, pero no Taser, sino Byrna. Son distintas porque no es shock eléctrico sino que es balín de impacto, pero tienen una efectividad muy importante. Es tan buena como la Taser, pero más barata”, destacó el funcionario, subrayando la eficiencia de estos dispositivos.

En este sentido, Kravetz puntualizó que las Byrna “tienen proyectiles de impacto o de gas pimienta y son muy efectivas. No es un shock eléctrico, pero la diferencia es un tercio de presión. Se usa en muchísimas policías del mundo, tiene un alcance de hasta 18 metros con buena llegada. Donde la hemos probado, nos ha ido muy bien”.

El sitio oficial de la marca Byrna detalla que se trata de una arma lanzadora de uso policial, equipada con un cargador de cinco proyectiles. Asimismo, tiene una precisión efectiva de 20 metros y sus productos químicos pueden incapacitar a las personas por más de 30 minutos, lo que la convierte en una opción robusta para las fuerzas de seguridad.

En tanto, Kravetz anunció otras medidas para reforzar la seguridad en parques y plazas de la Ciudad, con el objetivo de mejorar la vigilancia y protección en estos espacios públicos. En esta línea, se espera la incorporación de más personal de seguridad y la instalación de nuevas cámaras de vigilancia para monitorear estas áreas de forma más eficiente.

Por su parte, las autoridades porteñas continuarán evaluando la efectividad de las Byrna y otros dispositivos no letales en el ámbito policial, asegurando que la prioridad sigue siendo la seguridad de los ciudadanos y la adecuación de las herramientas utilizadas por las fuerzas de seguridad a las condiciones económicas actuales.

En conclusión, la decisión del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires de reemplazar las Taser por las Byrna representa una apuesta por mantener altos estándares de seguridad, a la vez que se optimizan los recursos económicos disponibles. La implementación de estas armas no letales, junto con otras medidas de seguridad, busca garantizar una protección efectiva para los habitantes de la ciudad.

 

Related posts

Operativo Frío: el gobierno porteño asiste a personas en situación de calle

Periodismo en la Web

Propuestas culturales para niños y adultos en el receso invernal

Periodismo en la Web

Microsoft y C40 cities, lanzan el proyecto de educación ambiental en argentina

Periodismo en la Web