Periodismo en la Web
Sociedad

La colectividad armenia celebra el 30° aniversario en la calle que honra su legado en la Ciudad

En el marco del 30° aniversario de la independencia de Armenia, la colectividad armenia en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se reúne para conmemorar y reflexionar sobre su historia, costumbres y desafíos actuales.

Desde 1984, la calle Acevedo, ubicada entre Córdoba y Santa Fe, lleva el nombre de Armenia en honor a la numerosa comunidad que se instaló en Buenos Aires hace aproximadamente un siglo. En este lugar se encuentran diversas instituciones y comercios que actualmente celebran el 30° aniversario de su fundación.

En el marco de esta ocasión significativa, miembros destacados de la comunidad armenia en Buenos Aires dialogan sobre sus tradiciones y costumbres, en un país que ha enfrentado desafíos como el genocidio, la guerra y la diáspora para preservar su identidad ante el mundo.

Carlos Manoukian, presidente del Centro Armenio de la Argentina en Buenos Aires, una de las instituciones más importantes que nuclea a la comunidad, habló sobre la independencia de Armenia y su historia. En sus palabras, afirmó: “Si bien Armenia tiene más de 4000 años de historia, desde 1922 fue uno de los países satélites de la Unión Soviética y el martes 21 de septiembre se cumplen 30 años de su independencia de la URSS”.

Actualmente, Armenia es un país independiente que cuenta con una población de aproximadamente 3 millones de habitantes. Sin embargo, alrededor de 7 millones de armenios viven en diferentes países, como Rusia, Estados Unidos, Francia, Georgia, Líbano, Siria, Irán, Argentina, Canadá y Australia.

La comunidad armenia en Argentina tiene una historia de más de 100 años y su establecimiento en el país comenzó alrededor de 1915, con la llegada de sobrevivientes del genocidio perpetrado por Turquía entre 1915 y 1923, que ocasionó la muerte de más de 1,5 millones de personas. Actualmente, en Argentina, esta comunidad cuenta con alrededor de 100.000 a 150.000 habitantes, incluyendo la inmigración reciente de aproximadamente 20.000 personas en los últimos 30 años.

Manoukian resaltó la importancia del reconocimiento del genocidio armenio y mencionó: “Los armenios, incluso hoy, tememos perder la existencia, es algo que nos marcó como comunidad. Turquía todavía no reconoce el genocidio”. Además, destacó los logros de Armenia en los últimos 30 años, como el establecimiento de relaciones diplomáticas con diversos países, a pesar de los desafíos que enfrentaron durante la guerra desigual con Azerbaiyán el año pasado, la cual provocó la muerte de 6.000 personas.

El Centro Armenio, liderado por Carlos Manoukian, se encuentra ubicado en Palermo, en la calle Armenia al 1300, junto a la catedral San Gregorio El Iluminador. En este lugar también funcionan un Instituto Educativo y la Sala Siranush, entre otras instituciones, clubes sociales y restaurantes de la comunidad que se concentran en la zona.

Carlos Manoukian, presidente del Centro Armenio, comparte su origen armenio y su conexión con Argentina a través de su abuelo. Relató: “Él era zapatero y en el mundo se hablaba de la Argentina como un país con muchas posibilidades, donde la vida no era difícil y, sobre todo, estaba bastante lejos de donde vivían los turcos”. Agradecido por la acogida que recibió su abuelo, Manoukian expresó su gratitud a Argentina.

En el marco del 30° aniversario, el martes 20 de septiembre, se celebró un evento artístico-cultural en la Sala Siranush del Centro Armenio. Dicho evento contó con la presencia de embajadores de distintos países, quienes se sumaron a esta conmemoración especial.

Related posts

Propuesta para transformar el centro de la Ciudad en un barrio residencial

Periodismo en la Web

Una velada especial en la Ciudad con la segunda edición de La Noche del Turismo

Periodismo en la Web

Campaña nacional por fuegos artificiales amigables con menor riesgo, mayor diversión

Periodismo en la Web