Periodismo en la Web
Sociedad

Investigan el trágico caso del adolescente Lucas González, víctima de un presunto gatillo fácil

Un joven de 17 años, jugador de fútbol en el Club Barracas Central, fue mortalmente herido en la cabeza por supuestos agentes de la Policía de la Ciudad. El hecho ocurrió en el barrio porteño tras una sesión de entrenamiento y mientras Lucas y sus amigos se dirigían en un vehículo. La familia exige justicia y se espera una investigación exhaustiva para esclarecer los hechos.

En un lamentable suceso de aparente gatillo fácil, Lucas González, un adolescente de 17 años y talentoso futbolista de la sexta división del Club Barracas Central, recibió un disparo en la cabeza por parte de efectivos de la Policía de la Ciudad. La trágica muerte de Lucas ha generado conmoción y ha dejado a su familia destrozada.

El incidente se produjo luego de una sesión de entrenamiento en el club, cuando Lucas y tres amigos se trasladaban en un automóvil por el barrio porteño. Durante su regreso, al detenerse en un kiosco para comprar jugos, fueron sorprendidos por un vehículo sin identificación y tres individuos vestidos de civil, quienes los amenazaron con armas de fuego.

Los agentes de la Policía de la Ciudad involucrados en el suceso han sido identificados como el inspector Gabriel Isassi, el oficial mayor Fabián López y el oficial José Nievas, todos ellos integrantes de la Brigada de Investigaciones de la Comisaría Vecinal 4D. La investigación se encuentra en curso para determinar las circunstancias exactas de lo ocurrido.

Cintia, la madre de Lucas, devastada por la angustia y el dolor, expresó: “Tiraron a matar. Esa gente, por los policías, no está capacitada para andar con un arma. Nos arruinaron la vida. Me pregunto, ¿cómo sigo ahora?” Las palabras de Cintia reflejan el profundo sufrimiento y la búsqueda de respuestas de una madre que ha perdido a su hijo de manera trágica.

Lucas falleció alrededor de las 17:45 horas del jueves 18 de noviembre en el Hospital El Cruce de Florencio Varela, ubicado cerca de su hogar. El joven tenía grandes sueños de llegar a la primera división en el fútbol. El anuncio de su fallecimiento desencadenó escenas desgarradoras entre familiares, amigos y conocidos que aguardaban noticias sobre su estado de salud frente al hospital.

Emanuel, un allegado a la familia de Lucas, pidió respeto por la intimidad de la familia en este momento devastador y agradeció a todos los que se acercaron. En sus palabras: “Lo único que vamos a pedir es justicia por Lucas”.

Marcelo D’Alessandro, Ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, informó que los tres policías involucrados en este dramático suceso han sido apartados de sus funciones operativas y se ha iniciado un sumario administrativo. Las autoridades también ordenaron el secuestro de las armas reglamentarias de los agentes y se solicitó la realización de pruebas de “dermotest” para determinar quién efectuó el disparo mortal.

Niven Huanca, uno de los jóvenes que viajaba en el automóvil con Lucas y otros dos amigos, brindó detalles sobre los momentos que rodearon la muerte del adolescente: “Pensé que me iban a robar porque parecían delincuentes, bajaron con el arma en la mano como si fueran a robar directamente. No parecían policías. Yo tenía a Lucas adelante y vi cómo le salía una bala por un costado. Y ahí Joaquín, que estaba a mi lado, dijo: ‘Está muerto, lo mataron'”.

La sociedad espera que la justicia actúe de manera diligente y tome las medidas necesarias para esclarecer este caso. Solo a través de una investigación exhaustiva y justa se podrán evitar futuras víctimas inocentes y la creciente violencia en nuestra sociedad.

Related posts

Más de 100 mujeres migrantes se gradúan en programación y herramientas digitales en la Ciudad 

Periodismo en la Web

Alta participación de los porteños en el Censo digital 

Periodismo en la Web

Según The Lancet el manejo de la pandemia en Argentina tuvo resultados positivos 

Periodismo en la Web