Periodismo en la Web
Cultura

Funciones de cine adaptadas para niños con trastorno autista en el AMBA

Más de 600 niños y niñas disfrutaron junto a sus familias de funciones de cine especialmente adaptadas para personas con trastorno autista en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). La iniciativa, llevada a cabo por Disney y una reconocida cadena de cines, brindó un espacio inclusivo donde estos niños y niñas pudieron disfrutar de la película “La Sirenita” sin verse afectados por estímulos sensoriales perjudiciales.

El domingo, en tres salas de cines del AMBA, más de 600 personas participaron en las primeras funciones adaptadas organizadas por Disney y la cadena de cines para niños y niñas con trastorno del espectro autista (TEA) y otras neurodivergencias. Estas funciones especiales permitieron a los niños disfrutar de la película sin enfrentarse a estímulos sensoriales dañinos ni sentirse juzgados por expresar sus emociones.

Durante la función de “La Sirenita” en la sucursal Alto Palermo de Cinemark Hoyts, Guadalupe (10) compartió con su mamá la ansiedad que sentía al observar el enorme reloj que marcaba el tiempo restante antes de que comenzara la película. Sin embargo, su emoción creció cuando el tiempo de espera se redujo y la proyección comenzó.

Esta función distendida en Alto Palermo fue una experiencia novedosa para 175 personas, ya que fue la primera vez que se realizó una proyección adaptada dentro de un shopping. Simultáneamente, otras personas disfrutaron de funciones similares en los cines Cinemark Alto Avellaneda, en Avellaneda, y Soleil Premium Outlet, en San Isidro, donde se sumergieron en la historia de “La Sirenita” protagonizada por Halle Bailey.

Hasta ahora, las funciones de cine adaptadas se habían ofrecido principalmente en centros culturales y cines de ciudades más pequeñas, por iniciativa estatal o de organizaciones de la sociedad civil. Sin embargo, no había antecedentes de este tipo de funciones en grandes cadenas comerciales y mucho menos en colaboración con una de las principales compañías de la industria cinematográfica.

Agustín Fontana, padre de Lisandro (5) con trastorno del espectro autista, expresó su satisfacción con esta nueva opción de entretenimiento y destacó la necesidad de que se ofrezcan más oportunidades de este tipo: “Es una hermosa experiencia que debería hacerse siempre porque cada vez hay más chicos con autismo y me extraña que, siendo una ciudad como Buenos Aires, la oferta sea tan limitada”.

Durante la función, los niños y niñas tuvieron diferentes formas de disfrutar de la película, desde mirar la pantalla mientras eran acunados por sus padres hasta sentarse en el pasillo o permanecer de pie junto a sus asientos, completamente absorbidos por lo que ocurría en la pantalla. En caso de que los niños necesitaran un momento de calma, los padres tenían la opción de retirarse a un área especial con sillones y juguetes antes de regresar a la sala o volver a casa tranquilos.

Las funciones de cine adaptadas se caracterizan por incorporar adaptaciones cognitivas y reducir los estímulos sensoriales, con el objetivo de hacerlas accesibles para personas neurodivergentes. Se suavizan los efectos de luz y sonido, se permite mayor libertad de movimiento en la sala y se disponen áreas de regulación para ayudar a manejar las emociones en caso de crisis.

 

Related posts

Celebración del Día del Derecho a Jugar en la Usina del Arte

Periodismo en la Web

Abierta la convocatoria para participar en el Mes de la Cultura Independiente en la Ciudad

Periodismo en la Web

Teatro adopta instalaciones haciendo accesibles las personas de discapacidad

Periodismo en la Web