Periodismo en la Web
Sociedad

Claudia Baremboim, 25 años como bombera y pionera en el liderazgo de estación

Claudia Baremboim, una destacada arquitecta que cambió su rumbo tras descubrir una publicidad televisiva, cumple 25 años como bombera y se convierte en una de las primeras mujeres en liderar una estación en la Ciudad de Buenos Aires. En una entrevista exclusiva para “Mi vida, mi oficio”, relata su trayectoria desde los inicios hasta llegar a ser Comandante Directora del Cuerpo de Bomberos, dejando atrás su antigua profesión.

Claudia Baremboim, una arquitecta consolidada, tomó un giro inesperado en su vida al decidir integrar el cuerpo de bomberos luego de ver una publicidad en la televisión. “Ser bombero no era mi sueño. Me parecía interesante y un desafío aprender cosas nuevas y desde mi conocimiento poder aportar”, explicó. La convocatoria inicial era para profesionales en el área técnica, pero con el tiempo y el aumento de mujeres en la fuerza, se abrieron nuevas oportunidades y responsabilidades.

Con 25 años de servicio, Claudia se erige como una pionera al convertirse en una de las primeras mujeres en liderar una estación de bomberos en la Ciudad de Buenos Aires. Su ascenso se dio en medio de cambios significativos, como la adaptación de las estaciones para recibir a mujeres, la inauguración de baños y habitaciones exclusivas, y la integración de ellas en las dotaciones.

Hoy en día, Claudia Baremboim ostenta el cargo de Comandante Directora del Cuerpo de Bomberos de la Ciudad de Buenos Aires, con control sobre la Zona 1, que incluye cuatro estaciones de bomberos y dos destacamentos. De esta manera, la arquitecta que fue en sus inicios ya no se siente identificada con su antigua profesión.

En cuanto a su jornada laboral, Claudia trabaja doce horas diarias, siguiendo el régimen de 24 por 48 característico de los bomberos. A pesar de sus 25 años de experiencia, destaca que sigue formándose constantemente, enfatizando la dinámica y los desafíos cambiantes de su trabajo. “Lo que más me gusta de este trabajo es que todos los días tengo un desafío distinto, es algo dinámico, no siempre te encontrás con lo mismo. Eso te hace crecer: estudiar, capacitarte, actualización constante con nuevos materiales, el entrenamiento físico”, remarca.

En cuanto a los aspectos más gratificantes de su profesión, Claudia destaca la posibilidad de salvar vidas y proteger bienes en situaciones de emergencia. “Es un trabajo que está muy bien reconocido por la gente. Para la sociedad somos héroes. Te das cuenta cuando pasan por la puerta de la estación. Lo vivimos todo el día. Se quedan mirando, los chicos quieren subir a la unidad, nos saludan todo el tiempo”, resalta, expresando el agradecimiento de la comunidad como una fuente constante de bienestar.

Al abordar los desafíos de la profesión, Claudia menciona las negligencias y las fallas eléctricas como las principales causas de incendios. Destaca que el tiempo es crucial, ya que un bombero tarda apenas un minuto en prepararse para salir, y el tiempo de llegada al lugar de intervención varía entre dos y tres minutos, dependiendo de la distancia. En este sentido, remarca la importancia de la preparación y la rapidez en la respuesta.

En cuanto a las emociones previas a una intervención, Claudia describe un sentimiento de respeto hacia el fuego y el peligro, más que miedo. “El miedo paraliza. El respeto es hacia el fuego y hacia el peligro, al entrar a una intervención. Al tener tanta capacitación, vas con una seguridad predeterminada al incendio. También sentís incertidumbre y valentía. Todos los bomberos tienen que ser valientes, porque cuando todos quieren salir, vos tenés que entrar”.

Claudia Baremboim, con 25 años de servicio como bombera y pionera en el liderazgo de estación, demuestra con orgullo su compromiso con la profesión. Su trayectoria, marcada por desafíos constantes y cambios en la percepción de género en el cuerpo de bomberos, la posiciona como un referente en la Ciudad de Buenos Aires. Su recomendación para aquellos que sueñan con ser bomberos resalta la satisfacción personal y el reconocimiento de la propia familia, revelando la pasión y el compromiso que esta profesión le ha brindado a lo largo de los años.

Related posts

Comienza la presencialidad plena en las escuelas de la Ciudad

Periodismo en la Web

La Ciudad lideró el primer Foro de Bienestar +60 para fortalecer programas dirigidos a personas mayores

Periodismo en la Web

Histórica condena por maltrato animal en la justicia porteña

Periodismo en la Web