Periodismo en la Web
Interes General

Poda y distribución de esquejes en el Rosedal del Parque 3 de Febrero

El Rosedal del Parque 3 de Febrero realiza su tradicional poda anual, ofreciendo esquejes a los vecinos como parte de una iniciativa para promover la horticultura urbana y el cuidado del medio ambiente en Buenos Aires.

En un esfuerzo por preservar y embellecer el Rosedal del Parque 3 de Febrero, uno de los puntos más emblemáticos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se lleva a cabo la poda anual de sus rosales. Esta actividad, realizada cada invierno, no sólo busca asegurar una floración saludable durante la temporada primaveral, sino también fortalecer la estructura y la vitalidad de los rosales mediante la eliminación de ramas muertas o enfermas.

La poda es solo el primer paso en un proceso meticuloso que incluye la aplicación de fertilizantes y nutrientes esenciales al suelo, preparándolo para un crecimiento óptimo y una floración abundante. Con más de 3,4 hectáreas de extensión y 93 especies de rosales, el Rosedal es un punto de atracción tanto para residentes como para turistas, ofreciendo un espectáculo floral que alcanza su apogeo entre septiembre y noviembre, con más de 18.000 flores desplegándose en sus senderos y áreas ajardinadas.

Asimismo, como parte de esta iniciativa de cuidado ambiental y participación comunitaria, se ha establecido un horario específico para que los vecinos puedan participar activamente. Del 2 al 5 y del 8 al 12 de julio, en horario de 13 a 17 horas, todos aquellos interesados podrán acercarse al Rosedal de Palermo para recibir esquejes de rosales. Estos esquejes son ideales para ser plantados en jardines domésticos, extendiendo así los beneficios estéticos y ambientales del Rosedal a las comunidades locales.

Además de la distribución de esquejes, durante estos días se ofrecerá asesoramiento gratuito a cargo de voluntarios capacitados, quienes guiarán a los vecinos en las técnicas de plantación y cuidado de rosales. Esta colaboración entre el parque y la comunidad no solo fortalece el vínculo entre los residentes y su entorno natural, sino que también fomenta prácticas de jardinería responsable y sostenible en el ámbito urbano.

El Rosedal de Palermo, diseñado hace más de un siglo por el paisajista Carlos Thays y declarado Patrimonio Cultural de Buenos Aires en 2011, continúa siendo un punto de referencia en la ciudad. Más allá de su valor histórico y estético, este oasis botánico representa un compromiso activo con la conservación ambiental y el disfrute comunitario. La poda anual y la distribución de esquejes no solo contribuyen a mantener la salud y la belleza del Rosedal, sino que también fortalecen el sentido de pertenencia de los ciudadanos hacia este patrimonio natural. Con estas iniciativas, Buenos Aires reafirma su compromiso con el cuidado de sus espacios verdes urbanos, asegurando que futuras generaciones puedan seguir disfrutando de la serenidad y la belleza del Rosedal del Parque 3 de Febrero.

 

Related posts

Cómo será el nuevo Metrobus que se conectará con la Avenida General Paz

Periodismo en la Web

El Cuerpo Legislativo aprobó cambios en tres estaciones de subte

Periodismo en la Web

La red sustentable te invita a conocer “la historia de los colectivos”

Periodismo en la Web