Periodismo en la Web
comunas

Preocupación en Retiro por posible instalación de una discoteca en antigua iglesia

Vecinos del barrio de Retiro, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, expresan su inquietud ante la venta de una antigua iglesia de estilo neoclásico y la posibilidad de que sea transformada en una discoteca. La construcción, ubicada en el Pasaje Sargento Cabral, cerca de la Plaza San Martín, es considerada un Patrimonio Histórico de la Ciudad.

Un grupo de residentes de Retiro, junto con la Comuna 1, manifiestan su preocupación por el destino de una antigua iglesia neoclásica ubicada en el Pasaje Sargento Cabral. Esta construcción, que forma parte del Patrimonio Histórico de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires desde 2009, fue vendida a particulares en 2017.

Durante décadas, la iglesia albergó los oficios religiosos de la “Segunda Iglesia de Cristo Científico” en inglés. Sin embargo, recientemente se ha observado un cambio en el frente del edificio, donde un nuevo cartel con el nombre “Mansión FunTime” genera preocupación entre los vecinos.

Los residentes de la zona expresaron su inquietud ante la posibilidad de que la iglesia sea transformada en una discoteca. Hasta hace poco, el lugar solía recibir a personas mayores que asistían a los oficios religiosos en inglés, acompañados de música litúrgica interpretada en un antiguo órgano.

Actualmente, se pueden observar trabajadores realizando reformas en la propiedad, aunque el cartel de obra no indica claramente el propósito de las obras. El experto en patrimonio religioso, Juan Antonio Lázara, destaca el valor arquitectónico de la construcción, en estilo neoclásico georgiano, que estuvo de moda en Estados Unidos a partir de la Exposición Internacional del Centenario de 1876.

El arquitecto a cargo de las obras, Ezequiel Casullo, asegura que no se pretende convertir la iglesia en una discoteca, sino en un salón cultural. Además, se informa que el proyecto está registrado en la Dirección General de Registro de Obras y Catastro, y hasta el momento no se ha solicitado habilitación para eventos o fiestas.

Los vecinos expresan su preocupación por el cambio de nombre del lugar a “Mansión FunTime” y temen que se trate realmente de un salón de baile. Enrique, uno de los habitantes del Pasaje, comenta que la iglesia fue comprada por una empresa de turismo y esperan que no se instale una discoteca en el lugar.

La presidenta de la empresa de turismo, Lily Miedvietzky, asegura que las inspecciones del gobierno de la Ciudad se realizan periódicamente y que el espacio se utilizará como un salón de reuniones, no como una discoteca.

Related posts

encuentro organizado por comerciantes y empresas, con personajes del tango

Periodismo en la Web

Las murgas  conmemoran el día de la democracia con bandas

Periodismo en la Web

Renovación gastronómica con miras al centenario del Club Gimnasia y Esgrima de Villa del Parque

Periodismo en la Web