Periodismo en la Web
Espectáculos

Pinky: Una figura destacada pasa por una situación compleja

Lidia Satragno, conocida como Pinky, una reconocida comunicadora, locutora e intelectual argentina, atraviesa una situación difícil en medio del ostracismo y la falta de atención médica y previsional correspondiente. A pocos días de cumplir 86 años, y en medio de una delicada situación de salud, Pinky no ha recibido la segunda dosis de la vacuna contra el Covid 19 y depende del amor y dedicación de su hijo Gastón para cuidarla. Esta situación pone en evidencia la falta de reconocimiento y apoyo hacia una destacada figura de la televisión argentina.

Pinky, reconocida comunicadora y defensora de la República y las instituciones democráticas, ha quedado en el olvido a pesar de su destacada trayectoria. A sus 86 años, vive en el ostracismo y no ha recibido la atención médica ni previsional adecuada. Su hijo Gastón ha asumido la responsabilidad de cuidarla y garantizar que no le falte nada a esta “diva de la Televisión argentina a nivel informativo/periodístico”.

La pandemia afectó a muchos adultos mayores, y Pinky no es una excepción. La falta de acceso a la atención médica y a los análisis necesarios durante el año pasado ha complicado aún más su situación de salud. Según comenta Gastón: “no pudo acceder a la revisación médica necesaria ni a los análisis requeridos debido a que no se podía concurrir a los hospitales, y el PAMI no hizo nada por ella”.

A pesar de su situación delicada, Pinky se encuentra lúcida y de buen ánimo, pero su condición la mantiene postrada y es poco probable que pueda recuperarse completamente. Su hijo destaca que si él no estuviera cuidándola, no sabe qué hubiera sido de ella. Además, señala la indignante situación de la jubilación de Pinky, que apenas supera la mínima y considera que es una vergüenza.

Respecto a la medicación que requiere Pinky, Gastón señala la necesidad de que el Estado se haga cargo de los ancianos, ya que han pagado toda su vida para ello. Destaca que la mayoría de los medicamentos que su madre necesita son costosos y solo uno es gratuito. Lamenta la falta de colaboración por parte de instituciones, dirigentes y colegas.

Afortunadamente, existen excepciones, como el periodista Nelson Castro, quien ha estado acompañando a Pinky desde el principio de esta situación. Es importante que, más allá de cualquier grieta política, Pinky y otros adultos mayores reciban el respeto, la consideración y la cobertura social estatal que les corresponde, especialmente en medio de una pandemia sin fecha de vencimiento.

Cabe recordar que la última aparición en televisión de Pinky fue en 2019, en un programa llamado “Memorias Desordenadas”, en el cual compartió entrevistas, anécdotas e invitados especiales. Este programa generó una gran expectativa, pero las condiciones de salud de Pinky cambiaron posteriormente, impidiendo que pudiera continuar con el proyecto.

Related posts

Nueve Reinas se emitirá en el Festival de San Sebastián en 4k

Periodismo en la Web

Preparativos en marcha para el evento teatral “La Noche de los Teatros 2021”

Periodismo en la Web

La fanaticada tendrá oportunidad de decidir que estreno estará a su merced

Periodismo en la Web