Periodismo en la Web
medio ambiente

Embajadores verdes reconocen el mantenimiento de la Red Pluvial en la Ciudad

El Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana convocó a los Embajadores Verdes para concientizar sobre el mantenimiento y la importancia de la Red Pluvial en la Ciudad de Buenos Aires. La limpieza y el mantenimiento de sumideros, conductos subterráneos, estaciones de bombeo y pasos bajo nivel son fundamentales para prevenir inundaciones y garantizar la calidad de vida de los habitantes y visitantes.

La Red Pluvial de la Ciudad de Buenos Aires es esencial para el buen funcionamiento del sistema de drenaje y evita inundaciones en la vía pública. Con el objetivo de concientizar sobre su importancia, el Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana convocó a los Embajadores Verdes, quienes observaron cómo las bolsas plásticas obstruyen los conductos y generan tapones que impiden el flujo adecuado del agua. Estas acciones reparadoras resultan esenciales para preservar la integridad de la red pluvial y evitar el impacto de residuos.

Los equipos especializados de la Ciudad de Buenos Aires llevan a cabo diversas tareas de mantenimiento para garantizar el correcto funcionamiento de la Red Pluvial. Estas labores incluyen la limpieza y mantenimiento de casi treinta mil sumideros, diez mil bocas de registro, más de ochocientos cuarenta kilómetros de conductos subterráneos, así como las cuatro estaciones de bombeo y los elementos internos en las once cuencas de la Ciudad. También se realizan tareas de mantenimiento en treinta y dos pasos bajo nivel.

El funcionamiento de la red pluvial se divide en tres etapas. En primer lugar, el ingreso de agua se produce cada vez que llueve y el agua cae a la Ciudad, siendo captada por los sumideros presentes en todas las veredas. Luego, el agua sigue un recorrido subterráneo a través de los sumideros conectados a un nexo que dirige el agua hacia los conductos principales, por donde también circulan los caudales de arroyos importantes de la Ciudad. Por último, el agua desemboca a través de los conductos y los arroyos en las cuencas correspondientes.

El adecuado mantenimiento de la Red Pluvial de la Ciudad de Buenos Aires evita inundaciones en la vía pública causadas por fenómenos climáticos como lluvias, tormentas o sudestadas. Además, mejora la eficiencia hidráulica al verificar el estado de la red, limpiar y extraer materiales acumulados, y previene inundaciones en los pasos bajo nivel mediante el mantenimiento del sistema de bombeo.

Cada residuo arrojado a la calle puede terminar en un conducto pluvial y, finalmente, en el Río de la Plata. Es fundamental concientizar sobre la importancia de no arrojar residuos en la vía pública para preservar la integridad de la Red Pluvial y proteger los recursos naturales.

La Ciudad de Buenos Aires cuenta con 11 cuencas que desembocan en el Río de la Plata o el Riachuelo, 4 estaciones de bombeo, 10 mil bocas de registro, 30.000 sumideros y una red pluvial de 840 kilómetros, además de 32 pasos bajo nivel.

Gracias al mantenimiento diario de la Red Pluvial en los últimos años, se ha reducido significativamente el riesgo de inundaciones graves durante las tormentas. Asimismo, se han recuperado aproximadamente seiscientos kilos de materiales reciclables por mes, como plásticos, vidrios y metales, a través del mantenimiento de las estaciones de bombeo.

Related posts

El deshielo acelerado en la Antártida Occidental se torna “inevitable”

Periodismo en la Web

La Ciudad genera acciones para la preservación del medio ambiente

Periodismo en la Web

Nuevo plan de alimentación, con comidas orgánicas, no solo son más nutritivas

Periodismo en la Web