Periodismo en la Web
Cultura

El palacio Barolo, emblema de la ciudad, incluye letras de la divina comedia.

El Palacio Barolo, situado en la Avenida de Mayo en Buenos Aires, es conocido por ser uno de los edificios más fascinantes y emblemáticos de la ciudad. Construido a principios del siglo XX por el arquitecto italiano Mario Palanti, el edificio es un referente del eclecticismo arquitectónico, combinando elementos góticos, neorrománicos y art decó.

El Palacio Barolo cuenta con 22 pisos, siendo en su momento el edificio más alto de la ciudad, hasta la construcción del Edificio Kavanagh. Además, cuenta con una gran cantidad de particulares y extravagantes detalles, incluyendo letras de la Divina Comedia de Dante esculpidas en el techo, pasajes secretos, una escalera de cristal y una gran linterna en su torre que permitía el despegue y aterrizaje de un dirigible.

Una de las curiosidades más destacadas sobre el Palacio Barolo es que fue construido por el empresario italiano Luis Barolo, como un homenaje a su admiración por la obra de Dante Alighieri. Es por ello que el edificio está lleno de referencias a la Divina Comedia, y Palanti incluso diseñó el edificio para que en su momento la Divina Comedia pudiera ser leída en sus 22 pisos, con cada piso representando un canto de la obra.

Además de su aspecto visual, el Palacio Barolo se ha convertido en un importante punto de referencia histórico y cultural de Buenos Aires. En la actualidad, el edificio es la sede de numerosas empresas y oficinas, así como de la Biblioteca Internacional de Mujeres que lleva el nombre de su fundadora, Clara Lichtenstein de Grinberg. También es posible realizar visitas guiadas en el edificio, que permiten conocer más sobre su fascinante historia y explorar algunos de sus rincones más curiosos y secretos.

Pero el Palacio Barolo no solo es un edificio histórico, sino que también representa parte de la identidad y la cultura porteña. Ubicado en uno de los barrios más representativos de Buenos Aires, el Palacio Barolo ha sido testigo de importantes acontecimientos históricos y culturales de la ciudad. Además, su influencia se ha extendido a otros campos, como la literatura y el arte, inspirando a numerosos artistas y escritores a lo largo del tiempo.

En conclusión, el Palacio Barolo es un edificio lleno de historia, cultura y simbolismo que sigue siendo uno de los monumentos más emblemáticos de Buenos Aires. Su arquitectura y su peculiar estilo único lo convierten en un lugar fascinante para visitar y explorar, y su legado seguirá siendo una parte importante de la identidad porteña durante muchos años más.

Related posts

Fin de semana multicultural en la Avenida de Mayo

Periodismo en la Web

Explorando la gastronomía argentina a través de un viaje virtual

Periodismo en la Web

Avenida Corrientes,  te invita a esta exposición única de librerías

Periodismo en la Web