Periodismo en la Web
Cultura

Explorando la diversa gastronomía coreana en la Ciudad 

Descubre los sabores intensos y contrastantes de la cocina coreana en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, desde platos tradicionales hasta fusiones creativas. Te presentamos una guía de restaurantes recomendados por Ricardo Mosso, autor del libro “Coreanos argentos”.

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la cocina coreana ofrece un abanico de sabores que conquistan los sentidos. El crujido al morder el repollo chino fermentado, conocido como “kimchi”, y las notas picantes que despiertan los sentidos. La suavidad del arroz glutinoso, la untuosidad del cerdo salteado con cebolla de verdeo y la pegajosidad de los fideos transparentes con verduras. Estos son solo algunos de los placeres que la comida coreana ofrece, convirtiéndose en una experiencia gastronómica que llena tanto el estómago como el corazón. Después de quince años de explorar esta culinaria, queda claro que cualquier paladar curioso puede disfrutar de esta oferta asiática si sabe dónde dirigirse.

Diversas opciones para explorar

Para iniciar este viaje culinario, se puede empezar en “Bonga”, conocido como la “cocina de abuela coreana”, ubicado en Flores (Av. Asamblea 1812), y culminar en Chacarita con la cocina de autor de “Na Num” (Roseti 177), donde la chef Lis Ra ha creado platos que fusionan la humita criolla con el “kimchi”. Entre estos extremos, hay una amplia variedad de opciones para explorar.

En “Kyopo” (Dr. Juan Felipe Aranguren 3053), a pleno centro comercial de Avellaneda, el chef Pablo Park ofrece una breve pero deliciosa carta que combina fusión y comida rápida, destacando el “bibimbap” con mango, palta y cilantro. “Una canción coreana” (Av. Carabobo 1549, Flores) ofrece platos clásicos con menos picante, convirtiéndose en uno de los restaurantes más populares entre la comunidad.

La influencia estadounidense, presente desde la guerra que dividió Corea en 1953, se refleja en el pollo frito, que se sirve con la típica salsa picante de ají fermentado llamada “gochujang”. Para disfrutar de este placer culposo, se pueden visitar lugares como “KU:L” (Av. Carabobo 1107) y “Kikiriki” (Terrero 1525) en Flores y “Azit” (Felipe Vallese 3135) para saborear el sabroso pollo empanado.

Otra opción es la cocina “chosunkok”, que son platos chinos adaptados por los descendientes de coreanos que emigraron a China antes de llegar a Argentina. “Han Gang” (Páez 3044) es un ejemplo, con platos como “jjamppong” (sopa de fideos con mariscos), “jajangmyeon” (fideos con salsa negra de soja fermentada y carne) y “tangsuyuk” (bocados de cerdo rebozados y fritos con salsa agridulce). En la misma línea se encuentra “Bulmat” (Pasaje Ruperto Godoy 731, altura Páez al 3100), dirigido por el chef Francisco “Pancho” Kim, con destacados platos como “bokumbab”, sopa con mariscos y empanaditas fritas.

Parrilla a la coreana y su historia

Si se prefiere una experiencia de parrilla a la coreana, “The Kunjip” (Felipe Vallese 3209) en Floresta ofrece platos para dorar la carne en cada mesa y una variedad de acompañamientos, conocidos como “banchan”, que incluyen “kimchi”, arroz y sopa.

La comida coreana en Buenos Aires tiene una historia interesante. En 1966, una de las primeras familias de inmigrantes coreanos en Argentina fue castigada por cocinar en su hotel. Graciela Eun, miembro de esa familia, recuerda cómo la gente los miraba como “bichos raros”. Sin embargo, la persistencia y amor por la comida coreana prevalecieron, y hoy, entre 50 y 70 restaurantes ofrecen gastronomía coreana en la ciudad.

Según Sandra Lee, cocinera y docente coreano-argentina, la cocina coreana en Argentina ha evolucionado con el tiempo, fusionando ingredientes y técnicas. Sin embargo, aún se enfrenta al desafío de ganar una aceptación más amplia en el país, debido a sus sabores intensos y aromas. Pero la tendencia apunta a que, en unos cinco años, los argentinos se animarán a probar una mayor variedad de platos coreanos.

Con la mirada puesta en una mayor difusión, Pablo Park está preparando la apertura de un restaurante gourmet de inspiración coreana en Villa Crespo, llamado “Han”, que buscará atraer a un público diverso con su oferta culinaria de alta calidad.

La comida coreana en Buenos Aires continúa atrayendo a más personas, ya que ofrece una experiencia gastronómica intensa y distintiva. A medida que evoluciona y se adapta, sigue siendo fiel a sus raíces coreanas.

 

Related posts

Fin de semana con una extensa agenda cultural en la Ciudad

Periodismo en la Web

El programa Pase Cultural duplica su valor para los jóvenes en la Ciudad

Periodismo en la Web

Marta Minujín sorprende con su monumental creación: el Big Ben de Libros

Periodismo en la Web