Periodismo en la Web
Interes General

La Ciudad redujo costos para que los vecinos puedan pagar sus deudas de ABL, patentes e ingresos brutos 

En una medida que busca aliviar la carga financiera de los vecinos porteños, el Jefe de Gobierno, Jorge Macri, promulgó un decreto que establece una significativa reducción en los montos que los residentes de la Ciudad deben desembolsar por la gestión judicial a los mandatarios para regularizar deudas en servicios como ABL, Patentes o Ingresos Brutos.

Según lo anunciado por Macri en la sede comunal 12, acompañado por el ministro de Justicia, Gabino Tapia, el Procurador de la Ciudad, Martín Ocampo, y Germán Krivocapich, coordinador general de AGIP, estas medidas tienen como fin encontrar mecanismos más equilibrados y justos para que los vecinos puedan ponerse al día con sus obligaciones fiscales. El Jefe de Gobierno enfatizó: “El objetivo de estas medidas es encontrar mecanismos más equilibrados, más justos, para que los vecinos puedan ponerse al día con deudas que tienen con la Ciudad, deudas morosas que han contraído, pero que tienen que ver también con el contexto económico en el que vivimos”.

La iniciativa surge en respuesta a la problemática generada por el régimen anterior, que ha llevado a muchos vecinos a acumular sumas desproporcionadas debido a los honorarios de los mandatarios en la gestión judicial de sus deudas. En algunos casos, estos honorarios han superado en un 260 % el monto original de la deuda.

En este sentido, Macri destacó que la simplificación del proceso judicial es una prioridad para su gestión, afirmando que los trámites deben ser simples y rápidos para los ciudadanos. “La cultura de pago y cumplimiento de los impuestos en la ciudad de Buenos Aires es muy alta, pero cuando hay crisis profundas, muchos, muchas veces, tropiezan y quedan con deudas”, señaló el Jefe de Gobierno, quien subrayó la necesidad de abordar esta problemática de manera efectiva.

Una de las modificaciones más significativas que trae consigo el decreto es la imposición de un tope del 20 % sobre los honorarios que los mandatarios pueden cobrar. Anteriormente, estos honorarios no estaban limitados y, en muchos casos, resultaban exorbitantes en comparación con la deuda original.

Además, el decreto unifica todas las deudas de un vecino en un solo reclamo judicial y asigna un único mandatario para su gestión. Esta medida busca evitar la fragmentación de los procesos judiciales, que antes podían derivar en múltiples juicios por distintos servicios impagos.

Por su parte, la AGIP ha propuesto elevar los montos mínimos de deudas judicializables, pasando de $148.900 a $200.000 en el caso de impuestos como Inmobiliario/ABL y Patentes, lo que representa un aumento del 34 %. Esta propuesta también será presentada como proyecto de ley ante la Legislatura, junto con la condonación de deudas de menor valor cuya ejecución resulta antieconómica para la Ciudad.

En conclusión, estas medidas representan un paso importante hacia la simplificación y equidad en la gestión de las deudas fiscales de los vecinos porteños, al tiempo que buscan aliviar la carga financiera de aquellos que se han visto afectados por la complejidad del sistema judicial anterior.

Related posts

Operativo Frío: Asistencia a personas vulnerables en épocas de bajas temperaturas

Periodismo en la Web

Fin de semana largo: Una oportunidad para disfrutar de la gastronomía y la cultura porteña

Periodismo en la Web

La Ciudad instaló tótems de seguridad en parques y plazas estratégicas

Periodismo en la Web