Periodismo en la Web
Sociedad

Allanan un consultorio clandestino en la Ciudad y quedó imputada la falsa médica

En un operativo conjunto dirigido por la Fiscalía PCyF 13, bajo la supervisión de Andrea Scanga, se llevó a cabo un significativo allanamiento en un domicilio particular de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que operaba como consultorio médico. La pesquisa apuntaba a desentrañar una presunta actividad ilegal que comprometía la salud y seguridad de los ciudadanos.

La investigación se inició tras la denuncia de un familiar de uno de los pacientes que había recibido tratamiento en el mencionado consultorio clandestino. Según los reportes iniciales, una mujer se hacía pasar por psicóloga y psiquiatra, ofreciendo servicios especializados en el tratamiento de adicciones, sin contar con los debidos títulos ni estar legalmente autorizada para ejercer dichas profesiones.

Durante el allanamiento, la presencia de una paciente ingresando al lugar para una consulta médica confirmó las sospechas de las autoridades, dando pie a un procedimiento minucioso que resultaría en el descubrimiento de evidencia relevante para el caso.

Los investigadores incautaron una serie de elementos que arrojaron luz sobre la magnitud de la actividad ilícita: teléfonos celulares, tablets, sellos con nombre y matrícula, agendas y registros de pacientes, entre otros. Este hallazgo fortaleció la hipótesis de que la mujer realizaba consultas médicas sin cumplir con los requisitos legales establecidos para la práctica de la medicina.

Como resultado del operativo, se procedió a la clausura administrativa del consultorio clandestino, asegurando el lugar con una faja de clausura para evitar su funcionamiento posterior. Esta medida, aunque necesaria, también pone de relieve la gravedad del delito y la importancia de preservar la integridad de los pacientes.

La fiscal Scanga, al mando de la investigación, imputó a la mujer por el delito de ejercicio ilegal de la medicina, tipificado en el artículo 208 del Código Penal argentino. Además, se ordenó el secuestro de todos los elementos encontrados durante el allanamiento, con el fin de profundizar la investigación y recopilar pruebas adicionales que respalden las acusaciones.

En un giro de la situación, se supo que durante el allanamiento se presentaron dos pacientes con citas médicas previamente agendadas. Ante esta circunstancia, las autoridades decidieron implementar una consigna policial para identificar a posibles nuevas víctimas de esta red de ejercicio ilegal de la medicina.

El operativo, llevado a cabo por personal del Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ) del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad, la División Delitos contra la Salud y Seguridad Pública de la Policía de la Ciudad, y la Dirección General de Fiscalización y Control (DGFyC) del GCBA, representa un paso importante en la lucha contra la práctica ilegal de la medicina en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Se espera que este caso arroje más detalles sobre la extensión de la red y el número de personas afectadas por esta actividad delictiva, así como también que sirva como un recordatorio de la importancia de verificar la idoneidad de los profesionales de la salud antes de someterse a cualquier tratamiento médico.

Related posts

Jorge Macri compartió una jornada recreativa con los vecinos en BA Playa

Periodismo en la Web

Trabajadores de Flecha Bus validan sus conocimientos en la Ciudad

Periodismo en la Web

Alta participación de los porteños en el Censo digital 

Periodismo en la Web