Periodismo en la Web
comunas

Villa Crespo: Un barrio en constante evolución y diversidad cumple 133 años

En su aniversario número 133, Villa Crespo, un rincón lleno de vitalidad y singularidad, se destaca como un lugar que acoge con empatía a diversas culturas y también se distingue por su intensa vida cultural y comercial.

En conjunto con Chacarita, Agronomía, La Paternal, Parque Chas y Villa Ortúzar, forma parte de la Comuna 15. Los límites de este barrio se definen por las siguientes arterias: las vías del ex FF.CC San Martín, Avenida Dorrego, Av. Warnes, Paysandú, Av. Gaona, Av. Ángel Gallardo, Av. Estado de Israel y Avenida Córdoba.

En este paisaje urbano se encuentra un legado que le otorga identidad. Para algunos, es la cuna del tango; para otros, el lugar donde esta danza insignia se bailó con mayor destreza. Entre sus calles, vieron la luz grandes figuras como el maestro Osvaldo Pugliese, creador de “La Yumba”, y el talentoso poeta e intelectual argentino Juan Gelman, quien inspiró a Alberto Vacarezza a escribir su famoso sainete “El Conventillo de la Paloma”, ubicado en Thames 145/149 y Serrano 152/158, edificaciones que cuentan con la protección institucional que merecen.

Entre los personajes destacados que vivieron o estuvieron vinculados a Villa Crespo se encuentran los escritores Leopoldo Marechal y Enrique Cadícamo, los músicos Armando Laborde, Sebastián Piana, Lalo Schiffrin, Celedonio Flores, Mercedes Simone y Paquita Bernardo, la primera bandoneonista mujer. También encontramos a los actores José Marrone, Osvaldo Miranda y Ángel Magaña, así como a los artistas plásticos Raúl Soldi y Aída Carballo, entre otros.

En cuanto a los espacios verdes, se destacan lugares como la Plaza Benito Nazar, 24 de Setiembre, Inmigrantes de Armenia, Patio Recreativo Niceto Vega, las Plazoletas Salvador Benedit y John Malcom.

El arte también se hace presente a través de distintos murales, como el de Guernica, un magnífico trabajo realizado por alumnos de la Escuela Prilidiano Pueyrredón con esmalte sintético sobre una pared de cinco por dos metros ubicada en Apolinario Figueroa al 600.

Este barrio, amigable y lleno de arboledas, alberga viviendas de una sola planta y modernos edificios de departamentos. Cuenta con cafés emblemáticos como San Bernardo y el Crespín, restaurantes, librerías, establecimientos de comida rápida y comercios de diversas ramas. Además, se enorgullece de contar con instituciones deportivas de renombre como el Club Atlanta, el Club Villa Malcom y el Club Social y Deportivo Fulgor. También se destaca un monumento en honor al gran músico y director de orquesta Osvaldo Pugliese, así como el “Mercat”, un innovador mercado gastronómico y centro cultural.

Villa Crespo es un barrio que fomenta la convivencia familiar y se convierte en punto de encuentro de diferentes comunidades. Un paisaje en constante transformación que, al mismo tiempo, valora y reconoce el potencial de su acervo artístico y cultural.

Como dato histórico, el origen de Villa Crespo está estrechamente ligado a la Fábrica Nacional de Calzado, fundada el 3 de junio de 1888. Contribuyeron al progreso de la zona la curtiembre La Federal y los Talleres Metalúrgicos Maspero. No obstante, fue en 1889 cuando se inició la parcelación definitiva de las tierras con el objetivo de crear el barrio.

Las corrientes migratorias y los trabajadores convirtieron a Villa Crespo en una auténtica realidad dentro de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que hasta el día de hoy contrastan su interculturalidad y un registro que se constituye en su estructura como histórico y moderno a la vez. Una identidad que se sigue potenciando con los años.

Related posts

Festival de Muralismo en Barrio Mugica: Arte y transformación en la Ciudad

Periodismo en la Web

El jefe de la ciudad visita la obra, para seguir facilitando la circulación

Periodismo en la Web

Buscan construir un shock de 3 mil viviendas en el microcentro porteño

Periodismo en la Web