Periodismo en la Web
Salud

La importancia de cuidar la salud cardiovascular en el Día Mundial del Corazón

En el Día Mundial del Corazón, se destaca la relevancia de mantener un corazón sano y realizar los estudios necesarios para un adecuado seguimiento de la salud cardiovascular. La prevención a través de una alimentación equilibrada, la práctica regular de ejercicio, evitar el tabaquismo y controlar la presión arterial y la glucosa en sangre son fundamentales. Además, se enfatiza la necesidad de buscar atención médica inmediata en caso de síntomas como dolor en el pecho o dificultades respiratorias.

Cada 29 de septiembre se conmemora el Día Mundial del Corazón, una jornada destinada a reflexionar sobre la importancia de mantener la salud cardiovascular. Es crucial llevar a cabo los estudios correspondientes para realizar un seguimiento adecuado y prevenir enfermedades relacionadas.

La adopción de hábitos saludables desempeña un papel fundamental en la prevención de enfermedades del corazón. Mantener una alimentación equilibrada, baja en sal y grasas, así como la práctica regular de ejercicio físico, son acciones clave para cuidar el corazón y prevenir problemas cardiovasculares.

Algunas señales relacionadas con problemas cardíacos no deben pasar desapercibidas. Ante síntomas como dolor en el pecho, dificultades para respirar o problemas de movilidad, es crucial buscar atención médica de inmediato en la guardia del hospital más cercano al domicilio.

En relación con la pandemia de COVID-19, las personas con antecedentes cardíacos corren un mayor riesgo de enfermar gravemente. Además, se ha observado que esta enfermedad infecciosa puede provocar alteraciones cardíacas en personas de todas las edades, incluso en aquellos que no han experimentado síntomas previos.

Las enfermedades del corazón y los infartos cerebrovasculares son las principales causas de muerte a nivel mundial, cobrando la vida de aproximadamente 17,5 millones de personas cada año. En Argentina, estas enfermedades también representan una alta tasa de mortalidad, siendo un problema de salud prioritario. Las estimaciones para el año 2030 indican que la cifra de fallecimientos podría aumentar a 23 millones a nivel global.

El corazón es un órgano encargado de bombear la sangre a través de las arterias y está compuesto por cuatro cavidades: dos aurículas y dos ventrículos. Su correcto funcionamiento es esencial para mantener la salud del organismo.

La frecuencia cardíaca normal en reposo oscila entre sesenta y cien latidos por minuto. Mantener un ritmo cardíaco adecuado es un indicador de la salud cardiovascular.

Se ofrecen sugerencias para cuidar el corazón en la vida diaria, como realizar al menos treinta minutos de actividad física moderada durante cinco días a la semana, utilizar las escaleras en lugar del automóvil, reducir el consumo de bebidas azucaradas y optar por agua o jugos naturales, incluir cinco porciones de frutas y verduras al día, limitar el consumo de alcohol y evitar alimentos procesados o envasados.

Entre los factores de riesgo cardiovascular se encuentran la edad, el género, los antecedentes familiares, el colesterol elevado, la diabetes, el estrés, la hipertensión arterial, la obesidad, el tabaquismo y el sedentarismo. Es fundamental tomar conciencia de estos factores y realizar los chequeos y estudios médicos correspondientes al menos una vez al año, independientemente de la situación pandémica.

Related posts

En el Día Mundial de la lucha contra el cáncer se promueve la atención y los cuidados justos

Periodismo en la Web

El Garrahan avanza en los tratamientos para mejorar la movilidad de los pacientes

Periodismo en la Web

La OMS advierte sobre los efectos adversos de los cigarrillos electrónicos en la salud

Periodismo en la Web