Periodismo en la Web
Cultura

Caminito es declarado como Patrimonio Cultural reconocido por la Ciudad

La Legislatura porteña declara al icónico pasaje Caminito como Patrimonio Cultural, resguardando su importancia en la identidad de la ciudad y asegurando su protección para futuras generaciones. Un reconocimiento que destaca su relevancia artística y turística a nivel mundial.

El Cuerpo Legislativo de la Ciudad le otorgó un reconocimiento significativo al Pasaje Caminito, ubicado en el pintoresco barrio de La Boca, declarado como un Bien Integrante del Patrimonio Cultural. Este histórico pasaje se convierte en un tesoro cultural que merece protección, conservación y difusión para las generaciones venideras.

En una ceremonia especial, un grupo de funcionarios de la legislatura colocó dos placas conmemorativas en Caminito. La primera placa resalta la declaración como Bien Integrante del Patrimonio Cultural, mientras que la segunda rinde homenaje al legado de Gabino Cora Peñaloza, el talentoso poeta y escritor argentino, autor del célebre tango “Caminito”. La melodía del tango, compuesta por Juan de Dios Filiberto y grabada por Carlos Gardel, ha trascendido fronteras y se ha convertido en un emblema cultural de Argentina.

El famoso tango “Caminito” fue compuesto en 1926 y ganó el Concurso de Canciones organizado por la Municipalidad de Buenos Aires y la Sociedad Rural Argentina. Aunque existe una creencia popular de que está inspirado en la tradicional cuadra curvada del barrio de La Boca, Gabino Coria Peñaloza expresó que lo compuso evocando una calle de su provincia natal, La Rioja, donde crecían “cardos y juncos en flor”, que no existían en La Boca.

Caminito, conocido como la calle museo a cielo abierto, fue una iniciativa del renombrado pintor y vecino del barrio, Benito Quinquela Martín. Este encantador rincón del barrio de La Boca se ha convertido en uno de los destinos más visitados por turistas de todo el mundo. Incluso, la plataforma en línea británica “Uswitch” lo ha reconocido entre los quince lugares más coloridos y destacados del planeta, ocupando el cuarto puesto después de Kampung Pelangi en Indonesia y Guatapé en Colombia.

Recientemente, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires llevó a cabo una restauración integral de la calle-museo de La Boca, devolviendo los colores originales que el propio Quinquela Martín pintó en su inauguración en 1959. La renovación cromática abarca 110 metros de longitud y 600 metros cuadrados de superficie, respetando la paleta histórica de colores que caracteriza este pasaje. Durante el proceso, se repintaron los 24 inmuebles de la cuadra, se repararon los muros, balcones y fachadas de los conventillos, y se repuso el adoquinado faltante. Además, se instalaron bancos y estructuras metálicas para los atriles de los artistas que exponen y venden sus obras inspiradas en este colorido entorno.

El Caminito en La Boca continúa siendo un punto de encuentro para turistas y locales, quienes pueden disfrutar de la auténtica arquitectura y riqueza cultural que ha perdurado a lo largo del tiempo. Su valor histórico y artístico lo convierte en un sitio obligado para quienes visitan la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, siendo testigos de una expresión viva y representativa de la identidad porteña. Un lugar lleno de historia y color que trasciende fronteras y encanta a quienes lo visitan.

 

Related posts

Teatro adopta instalaciones haciendo accesibles las personas de discapacidad

Periodismo en la Web

Propuestas culturales para toda la familia en los Museos de la Ciudad

Periodismo en la Web

La Legislatura distinguió a Guillermo López como Personalidad Destacada

Periodismo en la Web