Periodismo en la Web
Sociedad

El vivero de Parque Avellaneda funciona como un pulmón verde para la Ciudad

El Vivero de Parque Avellaneda, con más de un siglo de historia, se destaca como un importante productor de plantas y flores que se distribuyen y embellecen los espacios públicos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En primer lugar, desde la web del gobierno porteño se informa que el vivero tiene previsto cultivar un total de 100.000 ejemplares florales de diversas especies para el año 2022. Además, en el presente año, se espera entregar aproximadamente 70.000 flores, las cuales se distribuirán en los parques y plazas de las 15 comunas de la Ciudad.

En este sentido, Felipe Miguel, jefe de gabinete del gobierno porteño, resaltó la importancia del espacio público y su relación con los ciudadanos y los gobernantes. Según sus palabras, “El espacio público es lo que más habla de sus ciudadanos y de sus gobernantes también”. Asimismo, enfatizó la necesidad de mantener el cuidado y el mantenimiento de las plantas y flores presentes en calles, plazas y parques, especialmente en un momento en el que pasamos cada vez más tiempo al aire libre.

Por su parte, Julia Domeniconi, secretaria de Atención Ciudadana y Gestión Comunal, quien supervisa el vivero, afirmó que se trabaja diariamente para generar y mantener espacios verdes de calidad, con el objetivo de que los vecinos puedan disfrutar de su belleza paisajística. Asimismo, destacó el trabajo en equipo de profesionales del vivero, personal de las 15 comunas, jardineros y guardaparques, quienes se encargan de la producción, cuidado y concientización de los vecinos para preservar el patrimonio público.

En el vivero de Parque Avellaneda, se cuenta con un equipo de ingenieros agrónomos, floricultores y arboricultores que se dedican a la reproducción continua de plantas, las cuales luego son trasladadas a las plazas y parques de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La producción de plantas en el vivero se lleva a cabo mediante dos métodos distintos. Por un lado, se realiza la germinación de semillas, las cuales son sembradas en tierra. Por otro lado, se utilizan esquejes, que son pequeños tallos o gajos recortados de las plantas madre.

El Vivero de Parque Avellaneda, con su valioso aporte al embellecimiento de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, demuestra el compromiso del gobierno porteño con la creación y el mantenimiento de espacios verdes de calidad para el disfrute de todos los ciudadanos, promoviendo así la preservación del medio ambiente y la conexión con la naturaleza.

 

Related posts

El gobierno porteño pone un tope del 38% en impuesto a las patentes en la Ciudad

Periodismo en la Web

Histórico restaurante de la Costanera cierra y abre nueva sucursal en Canning

Periodismo en la Web

Campaña de la Ciudad por la igualdad de género y la redistribución de las tareas domésticas

Periodismo en la Web