Periodismo en la Web
medio ambiente

El gobierno de la ciudad , sigue creando acueductos en la comuna 8

Avanza la obra de AySA para llevar agua potable al barrio Padre Ricciardelli de la ciudad de Buenos Aires

La empresa Agua y Saneamientos Argentinos S.A (AySA) avanza en la construcción de obras de infraestructura destinadas a proporcionar agua potable al barrio Padre Ricciardelli de la Ciudad de Buenos Aires. Esta obra marcará un antes y un después para los vecinos de la zona que han sufrido por años la falta de acceso al agua potable y al déficit de servicios básicos.

Ubicado en la Comuna 8 de la Ciudad de Buenos Aires, el barrio Padre Ricciardelli se encuentra rodeado de zonas desfavorables que, históricamente, han sufrido el abandono del Estado en cuanto a inversión en obras y servicios públicos.

Para remediar esta problemática, el gobierno nacional impulsó el Programa de Agua Potable y Saneamiento para Áreas Vulnerables que tiene como objetivo garantizar el acceso al agua potable y a servicios de saneamiento a poblaciones que históricamente han carecido de estos derechos.

Las obras que se están ejecutando en el barrio Padre Ricciardelli incluyen la construcción de una red de agua potable con una longitud de más de un kilómetro, compuesta por cañerías y válvulas de diferentes diámetros. Además, se está trabajando en la instalación de medidores y acometidas para asegurar que todos los hogares del barrio cuenten con acceso al agua potable.

Otra de las obras que se están llevando a cabo es la construcción de una cisterna de agua potable con capacidad para 500.000 litros, lo que permitirá almacenar agua para el suministro del barrio.

El plan de ejecución establece que se realizará un mantenimiento anual de las instalaciones para garantizar su correcto funcionamiento y preservar la calidad del agua.

La obra está en pleno proceso de construcción y se espera que finalice a finales de 2021. Una vez concluida, AySA llevará a cabo los trabajos correspondientes para la habilitación del servicio de agua potable en el primer trimestre de 2022.

La ejecución de este proyecto significa una gran mejoría en la calidad de vida de los habitantes del barrio Padre Ricciardelli, ya que, además de garantizar el derecho humano al acceso al agua potable, favorecerá el desarrollo de la salud y la higiene, y mejorará las condiciones socioeconómicas de la comunidad.

Desde el gobierno de la ciudad autónoma de buenos aires señalan que siguen trabajando para mejorar la calidad de la vida de las personas, no obstante agradecen a todos aquellos que están cooperando con la misma, tanto vecinos/vecinas como trabajadores.

Related posts

Ya funciona el transbordador Avellaneda, se ubica en el barrio de la boca

Periodismo en la Web

La Ciudad amplía la red de puntos de recolección de pilas usadas en estaciones de tren

Periodismo en la Web

Día Mundial del Medio Ambiente: Compromiso global por un futuro sostenible

Periodismo en la Web